Creciendo con intolerancia a la lactosa