Los prebióticos

Los prebióticos

Hasta hace poco, las bacterias han tenido una percepción negativa por su asociación a las infecciones y enfermedades. Sin embargo, existen muchas bacterias que habitan en el intestino, las cuales tienen efectos benéficos sobre la salud, por ejemplo:

  • ayudan a reforzar las defensas;
  • ayudan a mejoran la digestión;
  • ayudan a evitar la actividad de las bacterias nocivas en el sistema digestivo;
  • pueden aumentar la absorción de algunas vitaminas y minerales, como por ejemplo el Calcio.
     

Se sabe que las bacterias nocivas pueden causar malestares estomacales, diarreas e infecciones, e inclusive pueden traer consecuencias más serias en la salud. Es por esto que tener una alimentación que incluya ingredientes que promuevan el crecimiento de las bacterias benéficas es muy importante.

 

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son carbohidratos (fibras) o fibras de origen vegetal que sirven de alimento a las bacterias benéficas, proporcionándoles energía para crecer y multiplicarse.

Dado que los alimentos son el principal combustible para el cuerpo y para crecimiento de las bacterias, consumir productos que estén reforzados con prebióticos representa un paso clave en mejorar la dieta y la salud.

Los prebióticos más utilizados son la inulina y los fructooligosacáridos (FOS), ambos derivados de las plantas y los cereales, y presentes en vegetales como la achicoria, los espárragos, las cebollas y las alcachofas. Las bacterias benéficas más importantes son las bifidobacterias y los lactobacilos.

 

Alimentos funcionales

Los alimentos que tienen un efecto positivo en nuestra salud además de su valor nutricional normal, sin llegar a ser medicamentos, son llamados alimentos funcionales. Tal es el caso de los alimentos a base de leche que componen el Sistema de Nutrición NIDO de Nestlé. NIDO 1+ y NIDO 3+ contienen prebióticos naturales como PREBIO 1 y PREBIO 3 que aportan muchos efectos positivos al sistema digestivo de los niños, como: 

 

  • Ayudar a mejorar el tránsito intestinal;
  • Contribuir a la buena composición de la flora intestinal (bacterias benéficas);
  • Ayudar a mantener el sistema digestivo saludable;
  • Además, estos productos están especialmente diseñados con una mezcla adecuada de vitaminas y minerales que ayudan a cubrir las necesidades de los niños desde el primer año de vida y en cada una de las etapas de su crecimiento.

 

Las fibras prebióticas son, por sí solas, grandes aliadas de la salud y los productos que están suplementados con prebióticos como NIDO y el Sistema Nutricional ofrecen muchos beneficios. Ofrece a tu hijo la mejor nutrición.