Disciplina alimentaria

Disciplina alimentaria

¿Tienes problemas con tu hijo a la hora de comer?¿Lo persigues para que coma, corre de un lado a otro? aquí te brindamos algunos consejos para solucionar este problema:

Recuerda que los hábitos alimentarios de cada persona se forman desde su infancia, por esta razón es de suma importancia inculcarle buenos hábitos de alimentación y establecerle ciertas reglas a la hora de comer desde pequeños.

 

Consejos:

  1. Comer por lo menos una vez al día en familia, todos juntos en el comedor para que el niño se sienta incluido. Esto fortalecerá sus lazos afectivos con todos los miembros de su casa.

    Los niños que cenan regularmente con sus familias tienden a consumir a menudo, mayor cantidad de frutas y verduras de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

  2. Que tu niño tenga su propio plato, vaso y cubiertos personalizados, esto lo animará a la hora de comer.
  3. Enséñale a usar correctamente sus cubiertos.
  4. Créale un ambiente agradable y familiar, aléjalo de distracciones mientras dure la comida (ej. televisor, juguetes, canciones, celulares, entre otros).
  5. No utilices los alimentos como forma de recompensa o castigo.
  6. No lo obligues a comer, acuérdate que los niños asocian los alimentos de forma positiva o negativa según la experiencia que hayan tenido y desarrollan sentimientos positivos o negativos por él mismo.

 

Recuerda que el principal componente que influye en los hábitos de tu hijo es el entorno en el cual se encuentra y se desarrolla, por este motivo debes enseñarle poniendo el ejemplo en conjunto con su familia.

 

Nutrición:

  • Es importante que le establezcas a tu hijo meriendas saludables entre comidas, ya que los niños tienen estómagos más pequeños y por lo tanto requieren comer pequeñas cantidades de comida a lo largo del día para poder cubrir sus requerimientos nutricionales. Ej. 1 merienda a media mañana y 1 en la tarde, la cual debe incluir algún lácteo.
  • Motívalo a masticar correctamente y a comer despacio, ya que al cerebro le toma alrededor de 20 minutos hacer llegar el mensaje de que está recibiendo alimentos. Por este motivo si come muy rápido su cuerpo va a pensar que necesita más comida para sentirse satisfecho.

 

Procura seguir estos consejos aplicándolos poco a poco y poniendo el ejemplo. Recuerda que realizar cambios toma tiempo.