Para tu hijo que ya cumplió 1+

Nutrición Especializada

Que es el zinc

El zinc | NIDO

 

Que es el zinc


Los minerales o microelementos, son sustancias que provienen de la tierra y las mismas desempeñan un importante papel en el buen funcionamiento tanto físico como mental del organismo. Las necesidades diarias de minerales son muy pequeñas, sin embargo, su deficiencia puede ser el principio de un sinfín de enfermedades.
 
Los minerales son indispensables para la nutrición de las células, la constitución del sistema óseo, tejidos, digestión y asimilación de los alimentos.
 
Entre aquellos minerales que son importantes para el cuerpo, se encuentra el zinc, el cual es indispensable para muchas funciones, entre algunas de ellas podemos mencionar: contribuir a reforzar el sistema inmunitario, ayudar a cicatrizar las heridas, promover el buen funcionamiento del sistema respiratorio y ayudar a equilibrar el sistema hormonal.
 
La deficiencia de zinc se puede originar como resultado de una ingesta alimentaria inadecuada, especialmente en periodos donde los requerimientos se ven aumentados, como en el crecimiento acelerado de la infancia y adolescencia, mal absorción en el cuerpo o incremento de las pérdidas en el organismo.
 
Las consecuencias de la deficiencia de zinc, incluyen retraso en el crecimiento y aumento en el riesgo de enfermedades infecciosas, como diarrea e infecciones respiratorias agudas.
 
La recomendación de consumo diario de zinc según la FDA son las siguientes:
 
Infantes de 0 a 6 meses: 2 mg;
Infantes de 7 a 12 meses: 3 mg;
Niños de 1 a 3 años: 3 mg;
Niños de 4 a 8 años: 5 mg;
Varones de 9 a 13 años: 8 mg;
Varones de 14 años en adelante: 11 mg;
Mujeres de 9 a 13 años: 8 mg;
Mujeres de 14 a 18 años: 9 mg;
Mujeres de 19 años en adelante: 8 mg;
Mujeres embarazadas: 11 mg (13 mg si tiene 18 años o menos);
Mujeres en periodo de lactancia: 12 mg (14 mg si tiene 18 años o menos).
 
Entre los alimentos que contienen zinc se encuentran: ostras, carnes, pescado, mariscos, queso, leche y cereales integrales fortificados.


Recuerda:

  • Consumir una variedad de alimentos de los grupos básicos de la alimentación es la clave para una alimentación saludable.
  • Siempre comienza el día con un desayuno nutritivo que incluya panes, cereales para obtener energía, productos lácteos para obtener calcio y proteínas, frutas para obtener vitaminas y minerales y una bebida para hidratar el cuerpo.