Los innumerables beneficios de la leche

Los innumerables beneficios de la leche

Todos sabemos que la leche es ideal para los niños en crecimiento, ya que contiene gran cantidad de proteínas, calcio, vitaminas y minerales, pero la leche no es sólo para los niños, ya que como fuente de calcio y vitamina D, también es ideal para los adultos y adultos mayores, debido a que estos nutrientes nos ayudan a construir y a mantener huesos fuertes. Es bueno saberNuestros huesos están hechos de calcio. Cuando no se obtiene suficiente a partir de la alimentación, nuestro cuerpo utiliza el calcio almacenado en los huesos. Esto conlleva a que los huesos comiencen a perder calcio en una proporción mucho mayor a medida que vamos envejeciendo. Esto hace que los huesos se debiliten y aumenta el riesgo de padecer osteoporosis (enfermedad donde los huesos se tornan débiles y porosos). Al consumir productos lácteos regularmente, suministramos a nuestro cuerpo el calcio que necesita, por lo tanto, se reduce la cantidad de calcio que se elimina de nuestros huesos. Consejos para disfrutar de la leche y los alimentos lácteos: 

  • Consume alimentos lácteos todos los días. Por ejemplo, tomar leche todos los días ayuda a reducir las probabilidades de padecer osteoporosis en el futuro.
  • No te limites sólo a tomar leche. También se puede disfrutar de una variedad de productos lácteos como el queso y el yogur.
  • La leche es deliciosa y rica en nutrientes. Para darle más sabor y aumentar su valor nutricional, puedes agregar leche a su avena, cereales de grano entero y café.
  • Elige leche y productos lácteos con bajo contenido de grasa y azúcar. Se recomiendan estos si quieres perder o mantener tu peso.
  • Escoge lácteos que te aporten un beneficio adicional. Muchos alimentos a base de leche que están en el mercado ofrecen más beneficios que los nutrientes naturales de la leche, como por ejemplo aquellos que contienen prebióticos y probióticos, los cuales son necesarios para la salud del sistema digestivo y para mantener las defensas.
  • Todo el mundo puede disfrutar de la leche. Si tú o tus hijos son intolerantes a la lactosa, todavía pueden disfrutar de las bondades de la leche por la elección de la leche libre o sin lactosa, o consumiendo productos lácteos sin lactosa, los cuales incluso pueden estar enriquecidos con extra calcio.

 La leche es un alimento de gran valor nutricional, por lo que no puede ser fácilmente desplazada ni sustituida por otros productos en la dieta. Es rica en proteína y calcio de fácil asimilación, nutrientes muy importantes en etapas de crecimiento y desarrollo, así como para el mantenimiento de la masa ósea y muscular en la adultez. Su consumo es necesario a cualquier edad especialmente en los primeros meses de vida, niñez y adolescencia, así como situaciones fisiológicas como embarazo y lactancia. Por todo esto y más, incluye productos lácteos diariamente en tu alimentación.