NIDO 3

Mi hijo dice mentiras, ¿qué puedo hacer?

Si pensamos que nuestros hijos son incapaces de mentir, nos engañamos a nosotros mismos. La frustración, el miedo a ser castigados y buscar atención son las causas más comunes.

Los especialistas sostienen que la edad promedio en la que los niños empiezan a mentir de manera consciente es a partir los cinco años. Pero también es completamente normal que los niños experimenten la mentira desde una edad más temprana a esta, es decir, menos de cinco años en donde se considera como producto de su imaginación e incapacidad para distinguir entre la realidad y la fantasía.
Pero, ¿Cuál es la razón para que los niños mientan?

4 razones por las que los niños mienten

1. Imitación. Muchos niños crean este hábito inadecuado cuando copian el patrón de sus padres u otros adultos. Si el niño te ve mintiendo sin haber generado malas consecuencias, pensará que es un comportamiento correcto, pues mamá o papá lo hace.
2. Llenar las expectativas de los padres. Muchos padres acosan a sus hijos con objetivos muy altos o inculcándoles que tienen que ser “perfectos”. Los niños, al sentir que no cumplen con las expectativas del padre, optan por mentir.
3. Miedo. El miedo a ser castigado es otra de las razones principales que lleva a un niño a mentir. Si el castigo es tu ficha para asegurar que haga sus tareas y cumpla con sus deberes, lo más seguro es que el día que no los haga, te mienta en lugar de acercarse a hablar contigo y negociar.

4. Llamar la atención: Cuando los padres no dedican tiempo suficiente para compartir con sus hijos, ellos recurren a las mentiras para llamar su atención y pasar más tiempo con papá o mamá.

Ahora, que has podido reconocer cuál podría ser la razón que lleva a tu hijo a mentir, te brindamos algunas recomendaciones para controlar esta situación:

1. No te rías de sus mentiras.
Muchas de las mentiras en los niños pueden ser muy chistosas producto de su imaginación. Sin embargo, los adultos deben procurar no reírse. De lo contrario, ellos pensarán que el no decir la verdad puede ser divertido. Lo recomendable es decirle que eso es una mentira y no es correcto.
2. No los obligues a decir mentiras frente a otras personas.
Cosas tan sencillas como pedirles que cuando contesten el teléfono de la casa digan que no estás, son formas inconscientes de inculcarles la mentira. Recuerda que tú eres su principal referente. Si tú lo haces, para ellos significa que está bien.
3. Fomenta la honestidad en casa.
En la rutina diaria se pueden presentar muchas oportunidades para mentir entre los padres. Tu hijo es consciente de todo ello. Por eso, te recomendamos ser su mejor ejemplo fomentando la sinceridad y honestidad en todas tus relaciones interpersonales.
Es bueno que lo felicites cuando diga la verdad, pero que de igual forma reciba la disciplina por su acción cuando mienta.
4. Conversa con tus hijos.
La comunicación es clave para formar niños honestos y sinceros en el hogar. Busca un espacio para conversar con tus hijos, intenta entender cuál fue el motivo que los llevó a mentir y hazles saber que mentir no es correcto. Esto mantendrá abierta la comunicación entre ustedes y la próxima vez que se les presente un problema acudirán a ti para conversarlo.

Palabras clave: comunicación, mentiras, niños, padres, niños mentirosos, mi hijo dice mentiras, niños que mienten.

Fuente:
Andrea Niño
Psicóloga.
Tarjeta Profesional # 52864824